Luchas del pueblo

¡POR UNA POLÍTICA DE AMNISTÍA Y RECONCILIACIÓN QUE SIRVA A DESARROLLAR LA NACIÓN!

¡POR UNA POLÍTICA DE AMNISTÍA Y RECONCILIACIÓN QUE SIRVA A DESARROLLAR LA NACIÓN!

A casi un año de cumplir 200 años de la Independencia hay problemas que seguimos arrastrando como sociedad, y aun que no se resuelve, problemas económicos, sociales y políticos, que hoy en recesión económica se agudizan más.

Claro, ha habido intentos de resolver, y ha sido a través de la lucha del pueblo que se ha buscado desarrollar el camino democrático, desde las huelgas por las 8 horas de trabajo, por la toma de tierras del campesinado, hasta las guerrillas de los 60, y la lucha política en los 80. Son, pues, procesos que tenían al pueblo como protagonista. El más importante de todos estos procesos es sin duda el de los 80, el conflicto armado.

Según la CVR: “El conflicto interno que vivió el Perú entre 1980 y 2000 constituye el episodio de violencia más intenso, más extenso y más prolongado de toda la historia de la república”. Es pues de lejos el fenómeno social más importante del siglo XX en nuestro país.

Entender que este conflicto tuvo causas económicas, sociales y políticas, que hoy se obvian y se pasan por alto, con el afán de negar el carácter político del conflicto armado. Y resaltar ello ya que las mismas causas que originaron el conflicto no se han resuelto, por ejemplo, el problema del abandono del campo ¿sigue o no? este continua, tenemos el campo abandonado. Otra cuestión el tema de la estructura económica, seguimos siendo un país primario-exportador, ya entramos a nivel mundial a un proceso de 4° revolución industrial, pero seguimos con una económica extractiva. ¿no hay necesidad de industrializar el país? ¿no hay condiciones? Hay, pues, problemas que arrastramos como nación, problemas urgentes.

Cuando en los 90 se dio por terminado el conflicto armado se planteó la necesidad de desarrollar una solución política, amnistía general y reconciliación nacional, pero no cuajo en su momento. Hoy, 28 años después de terminado el conflicto, y a un año del Bicentenario, se hace más necesario desarrollar una política de reconciliación nacional que sirva al desarrollo de nuestra nación.

¡Por un país reconciliado al Bicentenario!

 


 

¡Al BICENTENARIO CON AMNISTÍA GENERAL!

¡Al BICENTENARIO CON AMNISTÍA GENERAL!

Luego de más de medio siglo de heroica lucha de nuestro pueblo por la emancipación, el 28 de julio de 1821 se proclamó la independencia de nuestro país, lo que fue sellado en la batalla de Ayacucho en 1824, este hecho político y militar tuvo el mérito de romper con el dominio del imperio español.

Hoy a casi doscientos años de aquellas gestas libertarias, corresponde preguntarnos ¿Cómo está nuestro país?

Se encuentra en una profunda crisis política, económica y social, con un Estado en descomposición por sus propias contradicciones internas y con una “democracia” frágil y al servicio de un pequeño grupo de ricachones que comandan el destino de nuestra patria.

En todo este periodo, desde la emancipación, nuestro país se mantuvo engrilletado al imperio inglés que desplazó al español y luego fue sometido al dominio del imperialismo yanqui que hasta hoy es nuestro principal agresor, sometimiento que ha impedido que el Perú pueda desarrollar su economía con una industria propia, siendo condenado hasta hoy a mantener una estructura productiva primaria exportadora, una economía de extracción posponiendo la necesaria industrialización, todo esto con el aval de los que mandan y explotan en nuestro país.

Los recursos naturales de nuestras tierras no se han puesto al servicio de las grandes mayorías populares ni en función del desarrollo de nuestra joven nación, sino que han sido y son rapiñadas por transnacionales, por monopolios imperialistas que acrecientan sus capitales esquilmando nuestros recursos naturales, afectando nuestro ecosistema y sobreexplotando la fuerza de trabajo del proletariado y pueblo peruanos.

En las últimas décadas, con la imposición del largo plan neoliberal, se profundizó el saqueo de nuestras riquezas y se agravó la situación económica, política y social del pueblo, con recortes de beneficios, derechos, conquistas y libertades democráticas, con negación de derechos laborales, con vulneración de derechos fundamentales que cuestionan incluso la propia condición y dignidad de las personas.

A casi doscientos años de la fundación de la República del Perú, la mayoría de ciudadanos que conforman EL PUEBLO, tienen un conjunto de necesidades básicas sin satisfacer y que arrastran por décadas, muchos no tienen vivienda por lo que buscan cobijo en las faldas de los cerros o en las orillas de ríos, y quienes a duras penas han logrado tener un techo, carecen de elementales servicios básicos como: agua y desagüe, luz y ni que hablar de la conectividad a internet; el derecho a la educación continua siendo negado para las mayorías populares, pues lo han convertido en mercancía.

Lo mismo ocurre con la salud, situaciones que la pandemia por el COVID-19, acabó de desnudar, decenas de miles han fallecido por está desatención estatal, en ocho meses han fallecido más que durante los 12 años de guerra interna que vivió nuestro país; el hambre los golpea afectando su vida y salud, debilitando su sistema inmunológico e incrementado la cantidad de desnutridos y tuberculosos, donde nuestra niñez, el futuro de la patria son los principales afectados. 

Así mismo, se les niega el trabajo, de largos años de trabajo precario y mal remunerado, han pasado a una desocupación galopante que hoy es el principal problema que le aqueja.

Así en concreto, en ya casi doscientos años de vida republicana, nuestro país, sigue dependiendo del imperialismo que depreda nuestros recursos naturales y nos oprime, y el pueblo peruano sigue enfrentando una vil explotación y opresión, se le ha negado su bienestar y condenado a vivir en el hambre, miseria y aherrojado a la ignorancia.

Mientras que, el puñado de la clase dominante siguió acumulando capital con la plusvalía que arranca del proletariado y trabajadores,  incrementando  sus riquezas, tal como lo hemos visto en las últimas décadas usufructuando del crecimiento económico o en la propia pandemia con los inauditos incrementos  de precios de medicinas, oxígeno o la usura de los banqueros, con el aval del gobierno y al amparo de un  orden jurídico constitucional neoliberal.

Con ese mismo aval, se ha profundizado la rapiña de nuestros recursos mineros, gasíferos, de la flora y fauna, etc., nuestro país ha perdido soberanía sobre nuestros recursos naturales, así como de sectores estratégicos de nuestra economía pues se encuentran hipotecados a los monopolios imperialistas, impidiendo el desarrollo de una industria peruana , destruyendo el agro y la producción nacional.

Así la Constitución existente es antipueblo y antinaciòn, por lo que, es urgente ser cambiada por una nueva que sirva al pueblo y al desarrollo de nuestra nación.

Necesario es resaltar que, viendo el proceso de nuestra historia, el pueblo nunca ha dejado de luchar, siempre ha luchado de diversas formas y niveles, se ha acunado y avanzado conquistando reivindicaciones, derechos y libertades con sus luchas, nada le ha caído del cielo, todo lo ha conquistado con lucha y derrochando heroicidad, ha avanzado superando reveses, fracasos y derrotas, creemos que nuestro pueblo es la real fuerza motriz que hará avanzar su camino y nuestra nación en beneficio de toda la sociedad.

Nuestra nación requiere consolidarse, necesita desarrollarse con independencia económica y política, necesita desarrollar una industria propia para que se impulse la producción nacional y las libertades económicas para el pueblo, necesita que se democratice nuestra sociedad para que se restituyan derechos y libertades conculcadas al pueblo en los últimos años, requiere que se acabe la política de odio, venganza y persecución y se cierren las heridas aún abiertas derivadas del último periodo de confrontación bélica que vivió nuestro país.

A portas del Bicentenario, encontramos un país fragmentado, los recientes hechos que agravaron la crisis política, no solo confirman la aguda pugna entre los que mandan en el país, sino también prueban que tenemos un país dividido, lo que evidentemente socava la consolidación y desarrollo de nuestra nación, situación que debe acabar, en ese sentido, reiteramos la necesidad de pugnar y servir a una Verdadera Reconciliación Nacional, la que debe pasar por una Amnistía General para civiles, policías y militares, se requiere agudizar la mirada para asumir esta necesidad histórica poniendo por delante el interés de la nación, del pueblo y de la sociedad peruana en su conjunto.

¡POR UN PAÍS RECONCILIADO HACIA EL BICENTENARIO!

¡AMNISTIA GENERAL Y RECONCILIACION NACIONAL!

¡BASTA DE PERSECUCIÓN!

¡AMNISTIA GENERAL!

 


 

¡SALUDO POR NUESTRO ANIVERSARIO!

¡SALUDO POR NUESTRO ANIVERSARIO!

Compañeras y compañeros dirigentes, activistas, simpatizantes y amigos del “Movimiento Por Amnistía y Derechos Fundamentales” -MOVADEF- reciban todos ustedes un caluroso saludo en este día 20 de Noviembre de 2020 que cumplimos 11 años de existencia sirviendo a nuestro pueblo de todo corazón y que hoy nos encuentra bregando por una nueva Constitución con el pueblo y para el pueblo a través de una Asamblea Constituyente con amplia participación sin discriminación ni exclusión de nadie que sirva a la democratización de la sociedad peruana y nos permita ingresar al Bicentenario con un Perú reconciliado conquistando mejores condiciones para desarrollar el camino del pueblo.

Felicitaciones a todos por su reafirmación y persistencia, resistiendo y combatiendo contra la represión y persecución política del Estado Peruano capitalista, explotador, corrupto y policiaco.

Un fortísimo abrazo:

Alfredo Crespo B.

Sec. General-MOVADEF

Lima, 20 de noviembre del 2020

 

 


 

SOBRE LAS ELECCIONES DEL NUEVO PRESIDENTE

SOBRE LAS ELECCIONES DEL NUEVO PRESIDENTE

En medio de la más grave crisis política de este siglo y producto de componendas entre las diversas agrupaciones que conforman el desprestigiado Congreso fue elegido Francisco Sagasti como nuevo Presidente del Perú, de esta forma buscan bajar las tensiones entre los grupos de la gran burguesía, clases explotadoras responsables de la actual crisis general que afecta a nuestro país.

De esta manera, el Perú puede llegar a su Bicentenario con un gobierno hijo de la componenda y de los votos de congresistas repudiados por el pueblo.

En ese sentido, se trata de un presidente que carece de representatividad popular, que solo representa los intereses de los explotadores, de la gran burguesía liberal en particular, por lo que sin duda persistirá en impulsar el sistema capitalista neoliberal contra los intereses del pueblo y la nación.

Por lo dicho,

¡El pueblo no debe tener ninguna ilusión en el nuevo gobierno!

Todo lo has conseguido con tu lucha, con tu sangre que hoy usan para traficar.

¡Debemos persistir y seguir luchando!

¡POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN CON EL PUEBLO Y PARA EL PUEBLO! y exigir al nuevo Presidente que convoque a elecciones para una Asamblea Constituyente, ya!

¡Viva las luchas masivas y extensas del pueblo peruano!

¡Abajo la explotación capitalista de la corrupta gran burguesía!

 


 

S

¡LUCHAR POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN! ¡ABOLICIÓN DEL RÉGIMEN ECONÓMICO NEOLIBERAL!

¡LUCHAR POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN!

¡ABOLICIÓN DEL RÉGIMEN ECONÓMICO NEOLIBERAL!

Con la renuncia de Merino buscan sofrenar la creciente protesta popular.

En medio de sus pugnas la Gran Burguesía busca seguir manteniendo sus intereses de clase, busca frenar la lucha por una Nueva Constitución, ya que se aferran a la Constitución del 93, en especial a su régimen económico, el cual les ha servido de sustento en estos 30 años para explotar como nunca antes al pueblo y a la nación en su conjunto.

¿Por qué abolir el régimen económico neoliberal?

Porque el régimen económico de la Constitución del 93 da las mejores condiciones a una mayor intromisión del imperialismo, vulnerando la soberanía nacional, y desarrollando una redoblada explotación, por lo que, en una Nueva Constitución se debe desarrollar este régimen en función de los intereses de la nación y de la sociedad peruana en su conjunto.

 

 

 


CRISIS POLÍTICA Y LUCHA POPULAR

CRISIS POLÍTICA Y LUCHA POPULAR

¿Qué refleja la creciente protesta popular?

Rechazo del pueblo a la situación en que se vive, situación de pobreza, de desempleo, de desatención del Estado, en concreto de siglos de explotación y opresión.

Lucha que se enmarca dentro de protestas realizadas en Latinoamérica y el mundo por la defensa de sus derechos fundamentales, y que expresan también su rechazo a la explotación capitalista, en momentos de crisis global del sistema capitalista.

Por ello la represión y criminalización de la protesta popular es más álgido, buscan sofrenar la protesta popular, que no se desarrolle, represión que hasta hoy ha llevado a 2 muertes.

¿Quién responde por ello? 

¿El Premier que tuvo que renunciar por la masacre de Bagua y dijo que era la culpa de los "revoltosos"?

Hoy el gobierno busca criminalizar además la protesta aduciendo que “buscan desestabilizar el país”.

¿Desestabilizar el país?

Si hoy por hoy el Perú es uno de los países con más inestabilidad política, siendo además el país con mayor número de muertos por covid por habitantes, y siendo el segundo país a nivel mundial en caída del PBI (-13%).

Es, por el contrario, la Gran burguesía y su sistema de explotación y opresión que han llevado hoy a crisis generalizada de la sociedad peruana.

No es pues una lucha por la defensa de la “democracia” como un sector de la Gran Burguesía busca reducir.

Pero si hablamos de “democracia”,

¿acaso antes no se reprimía la lucha del pueblo?

¿no se criminalizaba la protesta?

¿no se abría procesos a dirigentes sociales?

Es pues una farsa de democracia, la de ayer y la que hoy se vive.

Entonces

¿Cuál es el objetivo de una de las facciones de la Gran Burguesía al plantear la defensa de la “democracia”?

Evidentemente poner al pueblo a la cola de sus intereses, de sus intereses de clase explotadora.

No es pues la defensa de la "democracia" que hoy se expresa, sino la crisis de la democracia burguesa, hoy mismo se habla de vacar a Merino, y ya varios ministros han renunciado, ¿no refleja ello la crisis de la democracia burguesa? Muestra pues su fragilidad.

Hoy hay pues necesidad de acabar con la explotación capitalista.

Ya un gran sector del pueblo ve que el camino no es pues ponerse a la cola de ninguna facción de la Gran Burguesía, sino desarrollar su propio camino,

  • luchando por una Nueva Constitución con y para el pueblo,
  • a través de una Asamblea Constituyente,
  • que sirva a desarrollar el camino del pueblo hacia una nueva sociedad.

-----------

Nuestro video del 19 de setiembre 2020

Seguir luchando por una

¡Nueva Constitución con el pueblo y para el pueblo!

 


 

¡POR LA DEMOCRATIZACION DE LA SOCIEDAD PERUANA!

¡POR LA DEMOCRATIZACION DE LA SOCIEDAD PERUANA!

Nuestro país vive la más grave crisis política del presente siglo, derivado de las pugnas entre los grupos y facciones de la gran burguesía, clase que explota y manda en nuestro país, la que en las últimas tres décadas ha aplicado su largo plan neoliberal, todos los Presidentes, desde Fujimorì hasta hoy han seguido esa misma política.

Con la que por un lado:

  • Han arrebatado derechos, conquistas, beneficios y libertades democráticas al sufrido pueblo peruano.
  • Han negado el derecho a la educación impulsando la privatización.
  • Han negado el derecho a la salud  abandonando el sistema de salud.
  • Han negado el derecho a la vivienda y servicios básicos, millones no tienen agua y desagüe ni techo donde cobijarse.
  • Han negado el derecho al trabajo.
  • De trabajos precarios y mal remunerados hoy se ha pasado a la profundización de la desocupación como principal problema que golpea al pueblo.
  • Y de 72% de informalidad se está pasando a 80% de informalidad, es decir, más peruanos trabajan con menos derechos.
  • La pandemia solo empeoró las malas condiciones de vida de los peruanos y es así por el abandono estatal de sus principales funciones: salud, educación, vivienda.
  • Afectados por el COVID-19 ya van más de 80 mil muertos, son los muertos que el sistema genera sin balas.
  • Así mismo, se sigue condenando a nuestra juventud a la ignorancia, pues evidentemente el “Aprendo en casa” también es un fracaso.

En 30 años de neoliberalismo:

  • Se han barrido derechos laborales como la estabilidad, imponiéndose regímenes como el CAS, los tercerizados y hoy  la llamada “suspensión perfecta de labores”;
  • Se ha alargado la jornada laboral, ya no se respeta las 8 horas;

Se ha empeorado las condiciones de trabajo.

  • Por eso muchos mueren enterrados en socavones de minas, electrocutados o calcinados como en McDonald's y las Malvinas o
  • También los médicos y el personal de salud e incluso los mismos policías por el COVID-19.

Por falta de adecuada protección

  • Se ha condenado a nuestros ancianos a recibir pensiones de muerte, lo que hoy buscan reformar para “dorar la píldora”.
  • Se ha desprotegido a la niñez condenándolos a la desnutrición y muerte.

Todo esto, mientras que las más altas autoridades se siguieron llenando los  bolsillos por la explotación y corrupción que es inherente al sistema.

En 30 años de neoliberalismo, se han negado derechos políticos y libertades democráticas. Hoy mismo, bajo el pretexto de la pandemia se mantiene en Estado de emergencia todo el país, es decir, un país con los ciudadanos restringidos en sus derechos cerca ya de un año.

Se persigue y criminaliza la lucha política de ciudadanos que cuestionan el sistema de explotación capitalista y que son contestatarios, se criminaliza las ideas y el pensamiento cuando la propia Constitución dice que existe libertad de pensamiento y expresión; se criminaliza y reprime las luchas populares, cientos de muertos en las diversas luchas populares y las dos recientes muertes de los jóvenes del pueblo así como  los miles de heridos por armas de fuego, lo confirman, estos también son los muertos que el sistema genera por balas.

Así este Estado mata al pueblo con balas y sin balas y de eso son responsables todos los gobiernos, que para justificar su represión califica a las luchas populares de “vándalos” o levanta el cuco del “terrorismo”, tal como hoy nuevamente pretenden.

El “terruqueo” que en los últimos tiempos la ultraderecha ha usado para reprimir y perseguir debe ser desterrado.

¡Basta ya!,

El pueblo tiene derecho a protestar y a defenderse, condenamos con indignación la represión policiaca contra la protesta popular y el asesinato de los dos jóvenes de nuestro pueblo.

En 30 años de neoliberalismo, se ha intensificado el saqueo de nuestros recursos naturales por las transnacionales, por los monopolios imperialistas, nuestro país ha perdido soberanía sobre nuestros propios recursos naturales, los diversos gobiernos se han encargado de hipotecarlos, han puesto incluso en manos de extranjeros sectores estratégicos de nuestra economía, mientras que la necesaria industrialización , el desarrollo del agro nacional y la producción nacional siguen abandonados, lo cual indudablemente atenta contra el desarrollo de nuestra nación.

Y, por otro lado:

Un puñado de grandes burgueses explotadores - los que hoy pelean por sus intereses económicos y el control de Estado para seguir explotando y oprimiendo, los que han hipotecado nuestro país al “mejor postor” con su práctica corrupta, los responsables de las muertes y represión contra el pueblo, los responsables de la actual crisis general de nuestra sociedad.

Esos han venido llenando sus bolsillos con la plusvalía que han sacado del proletariado y pueblo peruanos, los que en circunstancias tan duras como la pandemia, no han vacilado en seguir incrementando sus ganancias tal como todos lo hemos visto, cuando los monopolios de las farmacias y del oxígeno  elevaron sus precios para mayor ganancia a costa de la vida de miles de peruanos, de las empresas de luz que incrementaron sus tarifas cuando el pueblo no tiene para comer o de los bancos usureros que incrementaron sus intereses para cual parásitos seguir amasando  capital con su práctica usurera. Todo con el aval del gobierno que actuó como Pilatos.

Todo lo señalado y más, lo han hecho al amparo de la actual Constitución neoliberal impuesto por el gobierno de facto de Fujimori, ese es el amparo jurídico de la negación de los derechos fundamentales que pasan por negación de derechos económicos políticos y sociales contra el pueblo, así como es también el sustento jurídico del saqueo de nuestros recursos naturales, de la destrucción del agro y la producción nacional y es traba para impulsar la necesaria industria nacional y el desarrollo de la nación.

Por todo lo dicho, una vez más reafirmamos nuestra posición de seguir luchando por la democratización de nuestra sociedad, que implica recuperar y desarrollar los derechos, conquistas, benéficos y libertades democráticas perdidas, acabar con las leyes lesivas al pueblo, acabar con la persecución política y la criminalización de las luchas populares.

Derechos recuperados y nuevos que deben ser estampados en una Nueva Constitución, Nueva carta magna que acabe principalmente con el régimen económico neoliberal y debe ser producto de una Asamblea Constituyente, donde participen todos los sectores de la sociedad sin discriminación alguna, garantizándose principalmente la participación de verdaderos tribunos del pueblo, que defiendan y luchen consecuentemente por los sagrados intereses de nuestro querido pueblo peruano.

La historia de nuestro pueblo siempre ha sido de lucha, hoy a portas de cumplir 200 años, lo podemos constatar una vez más, pero vemos cómo sectores de la derecha y la prensa parametrada buscan desviarla hacia “defensa del gobierno de Vizcarra” o “defensa de la institucionalidad”, cuando todo comprueba que lo que existe es una farsa de democracia, donde incluso los votos no valen sino los sobres y mochilas llenas de dólares, donde en los últimos tiempos Odebrecht ha estado poniendo y sacando Presidentes y otras autoridades, tal como lo han reconocido.

Rechazamos que se pretenda hacer ver que la actual lucha masiva y extensa de nuestro pueblo este centrada en defensa del gobierno de Vizcarra, pues no es así, la realidad es que el pueblo está cansado de tanta explotación y opresión, de tanto engaño y negación de sus derechos, rechaza la corrupción, el pueblo quiere cambios, no acepta a los que en los últimos tiempos principalmente han estado en la conducción del Estado ya sea como gobierno nacional, regional o local, de ahí el dicho popular “que se vayan todos”, expresa pues el sentimiento de rechazo popular.

Pero, además, vemos que también empieza a crecer la demanda ¡Por una Nueva Constitución! A través de Asamblea Constituyente, lo hacen de diversos sectores del pueblo y en diversos puntos del país, es el planteamiento con el cual convergemos.

Denunciamos a los llamados “formadores de opinión publica”  por su abierta parcialización y la información sesgada que difunden actuando con subjetividad premeditada, pues actúan bajo órdenes de sus amos, los grandes burgueses dueños de los medios de prensa monopolizada, encargados de establecer la línea periodística de acuerdo a sus intereses, hoy en contienda.

Pero, también sabemos y confiamos en la sabiduría de nuestro pueblo que tiene ojos de ver y sabrá discernir, que en circunstancias tan complejas como las actuales sabrá hacer prevalecer su instinto de pueblo por sus derechos e intereses, sabemos que nuestro pueblo no obstante sus divergencias tienen profundos intereses comunes que les une, consideramos que ante la difícil coyuntura política, todos lo que sienten realmente por el pueblo deben hacer primar la convergencia antes que las divergencias, pues como es conocido, la fuerza del pueblo está en su organización, consideramos que: la lucha por recuperar derechos, por una Nueva Constitución y la convocatoria a una Asamblea Constituyente, debe desarrollarse en un solo torrente, dejando de lado los sectarismos o hegemonismos que socaban, para así acabar con la dispersión.

Por lo dicho y en la compleja situación que vivimos, planteamos:

1.-Impulsar la lucha por una Nueva Constitución, es lo que necesita el pueblo, la nación y la sociedad peruana en su conjunto.

2.-Convocatoria ya, a una Asamblea Constituyente, donde participen todos los sectores de nuestra sociedad sin discriminación alguna.

3.-Persistir en la lucha por recuperar y desarrollar derechos fundamentales, económicos, políticos y laborales arrebatados.

4.- Llamamos a la organización del pueblo a actuar bajo un solo torrente, a converger todos los que están por una Nueva Constitución en un solo organismo centralizador de esta demanda popular.

Finalmente, reiteramos nuestros compromisos de seguir sirviendo al pueblo de todo corazón, se servir al desarrollo de nuestra nación, de seguir pugnando por cerrar heridas y contribuir a superar la fragmentación de nuestro país a través de una verdadera reconciliación nacional para llegar al bicentenario con un país reconciliado.

¡POR LA CONVOCATORIA DE UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE YA!

¡POR UNA NUEVA CONSTITUCIÓN CON EL PUEBLO Y PARA EL PUEBLO!

¡POR LA RECUPERACIÓN DE DERECHOS, CONQUISTAS, BENEFICIOS Y LIBERTADES DEMOCRÁTICAS CONCULCADAS!

¡VIVA LA JUSTA LUCHA DEL HEROICO PUEBLO PERUANO!

¡ABAJO LA REPRESIÓN!

¡CONDENAMOS EL ASESINATO DE LOS DOS HIJOS DE NUESTRO PUEBLO!

Noviembre del 2020                                                                  MOVADEF

 

 


 

SOBRE LA VACANCIA PRESIDENCIAL

SOBRE LA VACANCIA PRESIDENCIAL

La vacancia como expresión de la crisis política, confirma la descomposición del Estado y la fragilidad de la “democracia”.

Lo acordado en el Congreso marca un hito en la agudización de la crisis política que aqueja al país. Es un nuevo momento de las pugnas en el seno de la gran burguesía por sus intereses particulares y de grupos en función de sus ganancias. Esta vacancia, además deriva de los últimos reacomodos de los explotadores en pro de la administración del Estado.

Todos estos hechos se siguen dando como siempre a espaldas de nuestro querido pueblo que sigue relegado en sus necesidades más urgentes como: salud, alimentación, vivienda, educación y cuando la desocupación lo azota como su principal problema.

En estas circunstancias también es importante tener presente que ante la crisis global del sistema capitalista en imperialismo y el fracaso del neoliberalismo, el imperialismo impulsa reajustes y reestructuraciones para pasar de un capitalismo de libre mercado a un capitalismo con Estado regulador.

El pueblo no debe ponerse tras la cola de ninguna facción de la gran burguesía, debe desarrollar su lucha por beneficios, derechos y libertades democráticas, debe luchar por una nueva constitución con y para el pueblo que sirva a la democratización de la sociedad y en ese proceso desarrollar su propio camino.

MOVADEF, 10 de noviembre del 2020

 

 


 

¡ABAJO LA VULNERACIÓN DE DERECHOS LABORALES!

¡ABAJO LA VULNERACIÓN DE DERECHOS LABORALES!

 

 El día de hoy miles de obreros y trabajadores se movilizaron en una jornada de protesta por la defensa de los derechos laborales, como la estabilidad laboral, negociación colectiva, entre otros.

En torno a ello ver el tema de la estabilidad laboral, el cual cada vez más se vulnera. Desde hace meses la CONFIEP llama a formalizar la contratación temporal, dicen que es para “generar empleo”, pero en el fondo es para obtener más ganancias, más plusvalía, que producto de la crisis económica a nivel mundial (agudizada en pandemia), las empresas han visto afectados sus ingresos.

Es pues en función a ello que el gobierno ha emitido el decreto de urgencia N° 127-2020, en donde se dará un subsidio a las empresas que contraten a través de contratos temporales, un subsidio por valor del 35% del salario.

Dice el gobierno que es para “promover la formalización”. ¿Se promueve la formalización extendiendo los contratos temporales?

Así, lejos de promoverse la estabilidad, ahora se le da un subsidio a las empresas que ejecuten contratos temporales.

Astutamente el gobierno dice: “que también hay un subsidio para los que se acogen a contratos indefinidos”, pero ya la tendencia a los contratos temporales va en aumento, y hoy en pandemia ha crecido mucho más, y hoy se le busca dar encima subsidio.

No hay atisbo de resolver el problema de la estabilidad laboral.

¿Cuántos trabajan en regímenes laborales sin mínimo de derechos? millones.

En el sector Publico, por ejemplo, en su gran mayoría está en el CAS o en el 729, esa es la realidad. En el sector privado la gran mayoría está en services o en trabajos temporales. Así pues, su llamada “formalización” es en el fondo extender contratos temporales. Y hoy esto es necesidad para la Gran Burguesía peruana, ¿Por qué? buscan  obtener mas ganancias a costa del proletariado.

Ahora, con respecto a la informalidad.

El problema de la informalidad que hoy el gobierno busca resolver extendiendo aún más el contrato temporal, no es pues un problema de la “rigidez del mercado laboral”, sino es producto de tener una economía primario-exportadora, donde no se impulsa industria ni producción nacional.

Casi 200 años como nación, pero aún seguimos manteniendo la misma estructura productiva, centrada en minería y agroexportación.

¿Cómo se puede resolver el problema de la informalidad sino se crea las condiciones para generar empleo?

Claro, no lo plantean, porque para la Gran Burguesía no hay esa necesidad, por siglos han vivido de servir al imperialismo, y vivir parasitariamente. Y ni aun con condiciones de pandemia y crisis generalizada de la sociedad peruana han cambiado ello.


¡Por la defensa de los derechos laborales!

¡Abajo la explotación capitalista!

 

 


 

Buscar

¡MOVADEF AL 2021!

  • image
  • image
  • image
  • Por una Nueva Constitución
  • image
  • image
  • image
  • Por una Nueva Constitución
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • Por una Nueva Constitución
  • image
  • image
  • image
  • Por una Nueva Constitución
  • Por una Nueva Constitución

Coronavirus en el pueblo peruano

 

Análisis Régimen Económico - Debate

Análisis del Régimen Económico

Frente al neoliberalismo explotador de nuestro pueblo y de nuestras riquezas, su implantación en nuestro país, la relación con la política imperialista.

Síntesis de nuestras propuestas:

  • Fijar una matriz energética que nos permita un mayor proceso de electrificación. Plantear como necesidad nacional la industrialización de minerales estratégicos, que sirva tanto a la industria y la agricultura.
  • Promover la industria nacional, priorizando la industria pesada y semipesada, estableciendo cadenas productivas a lo largo del país.
  • Llevar a cabo la tecnificación y promoción de la agricultura en todo el país.
  • A puertas del Bicentenario, resolver los problemas pendientes como nación, desarrollar la industrialización de todo el aparato productivo (especialmente sectores estratégicos) y que nos permita una mayor soberanía.

Ver el documento

Análisis Régimen Laboral - Debate

Análisis del Régimen Laboral

La política neoliberal aplicada en el Perú desde hace casi 30 años,

es el sustento ideológico, político y económico que ha llevado a todo el

proceso de negación de derechos laborales del pueblo.

  • Las Cartas constitucionales.
  • El régimen laboral en diferentes sectores.
  • Banderas de lucha. Nuestra propuesta.

 Ver el documento

Lineamientos Programáticos

CIDH-Denuncia al Estado peruano

Compartimos la demanda de la

Coordinadora Internacional de Solidaridad y por la Libertad de los Presos Políticos

presentada ante la

Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

porque somos parte del colectivo al cual se persigue y vulnera los derechos fundamentales.

 

Ver el documento

Por Reconciliación Nacional