UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE PARA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN, SURGIRÁ DE LA ORGANIZACIÓN Y LUCHA DEL PUEBLO, NI LEYES RESTRICTIVAS NI NINGUN PODER DEL ESTADO PODRÁ IMPEDIRLO

UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE PARA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN, SURGIRÁ DE LA ORGANIZACIÓN Y LUCHA DEL PUEBLO, NI LEYES RESTRICTIVAS NI NINGUN PODER DEL ESTADO PODRÁ IMPEDIRLO


Frente a la más grave crisis general de la sociedad peruana, económica, política y social, y como producto de 30 años de capitalismo neoliberal impuestos en la Constitución espuria del 93, la bandera de lucha por una Nueva Constitución ha ido calando cada vez más en la conciencia del pueblo, reflejado ello en los últimos 10 años, derivado del rechazo e indignación del arrasamiento sistemático de sus derechos fundamentales bajo un modelo económico que significó la venta al martillo de nuestro país con una redoblada explotación y opresión capitalista.

Así, en el último año, se ha agudizado aún más la contradicción pueblo – Estado, expresándose en el campo del pueblo movilizaciones, luchas y formas, aún no desarrolladas, en la brega por conquistar una nueva constitución; en contraparte, tenemos que en el campo de los defensores de la explotación y opresión, de los grupos económicos que detentan el poder en nuestro país, se han manifestado criterios de oposición, burdos y antidemocráticos, que reflejan el pavor de quienes ven con gran temor la pérdida de sus ganancias ante la perspectiva de la abolición del régimen económico neoliberal, que los enriqueció y enriquece mediante la vulneración de los derechos del pueblo y el socavamiento del desarrollo de la nación peruana.

De ahí el empeño de la ultraderecha porque nada cambie, en tanto que otros sectores de la derecha a lo sumo quieren reformarla porque como está tampoco les sirve para mantener el sistema capitalista, pero en concreto ambos se oponen a la Asamblea Constituyente.

Pero es en dichos criterios, provenientes de la ultraderecha más recalcitrante y reaccionaria, donde nos queremos detener, pues contrario a las leyes que rigen la historia e incluso a preceptos de la doctrina del derecho constitucional, de bases demoburguesas, es que al día de hoy se pretende “legalizar” la prohibición de la conformación de una Asamblea Constituyente, por ejemplo, con la aprobación por insistencia, el pasado 21 de enero, de la Ley que restringe el referéndum, que en palabras de la congresista de Fuerza Popular, Patricia Juárez, el objetivo principal de dicha ley es evitar una Asamblea Constituyente mediante recolección de firmas de la población para un Referéndum.

Señalamos que la ley del pueblo es la ley del progreso, del desarrollo, ley inevitable, el camino del pueblo marcha hacia un mundo nuevo de armonía y libertad, en una escalera de éxitos y fracasos, en la lógica de luchar, fracasar, volver a luchar, volver a fracasar así hasta la victoria final, que aplica para todo, en el caso de la lucha por la Democratización de la sociedad peruana, y dentro de ello, la lucha por una Nueva Constitución, va a encontrar un sin fin de oposiciones, incluso, con aditamentos “legales”, pero estos solo representan vanos intentos contrarios de detener la rueda de la historia.

La historia ha demostrado que, sólo la férrea unidad y organización del pueblo ha conquistado derechos fundamentales como por ejemplo la lucha de los obreros por la jornada de 8 horas de trabajo, luchas campesinas en defensa de sus tierras, de las mujeres por sus derechos, luchas del movimiento universitario por la gratuidad de la educación, etc., todas ellas caracterizadas por ser luchas masivas que articularon la unidad del pueblo, desarrollando sus formas de lucha y  organización, desde comités, movimientos hasta Frentes nacionales de lucha, contra todos los decretos, leyes, etc. que pretendían prohibirlos, todas han representado luchas contra grandes poderes, y tenemos como máximos ejemplos, la lucha de los pueblos por su emancipación, luchas revolucionarias de una connotación de avanzada, con su organización de clase, proletaria, desarrollada y decidida a romper el yugo de la explotación, por el Socialismo hacia un mundo de armonía y libertad, como fue Rusia en 1917-1956 y China en 1949-1976.

Por otro lado, entrando al terreno jurídico, es el propio derecho constitucional el que ha sistematizado cómo en la historia, los pueblos han generado sus Constituciones para el establecimiento de un Estado, desarrollándose así, la doctrina del poder constituyente por Emmanuel Sieyès, a fines del siglo XVIII (1), siendo Sieyès uno de los representantes de la revolución francesa, revolución que llevó a la burguesía al poder, sentando las bases del capitalismo y de la democracia burguesa.

Así, en la doctrina constitucional “El poder constituyente es la potencia originaria, extraordinaria y autónoma del cuerpo político de una sociedad que dicta las normas fundamentales para la organización y funcionamiento de su convivencia política y jurídica, pudiendo sustentar o cancelar la Constitución en su pretensión de validez. (2) La concepción de poder constituyente admite únicamente al pueblo en cuanto cuerpo político de la sociedad como sujeto titular de ella (3).

Es así que, es la misma burguesía la que establece que el ordenamiento jurídico de un Estado sea elaborado por el pueblo de una nación a través del Poder constituyente, y este toma forma a través de una Asamblea Constituyente, cuya función es la de elaborar la nueva carta constitucional cuando así lo decida. Los casos primigenios corresponden a la revolución francesa y a la revolución americana del siglo XVIII. (4)

Por ello es tan burdo el criterio del señor Rafael López Aliaga, cuando señala que su bancada (Renovación Popular) propone “la reforma de la constitución pues convocar a una asamblea constituyente para que redacte una nueva es un método marxista”, es risible atribuir a Carlos Marx el mecanismo de Asamblea Constituyente, que demostrado está, proviene de las revoluciones burguesas, comentario vergonzoso para un empresario de la gran burguesía peruana, que se ha cebado con grandes ganancias a costa de la explotación capitalista neoliberal, que mantiene millonarias deudas tributarias con el país y que encuentra en la campaña anticomunista y de terruqueo de la ultraderecha, la receta para “impedir” una nueva constitución mediante asamblea constituyente.

Luego, sobre la naturaleza del Poder Constituyente, “Para Sieyès, el poder constituyente es un poder soberano, el cual no está vinculado por ninguna norma jurídica previa…; el poder constituyente es un poder pre-jurídico que actúa libre de toda forma y control.” “… no deriva de ningún otro poder jurídico preexistente, sino que emana directamente del cuerpo político de la sociedad”. (5)

“Así, las potestades instituidas por la Constitución política obtienen su validez y legitimidad del poder constituyente que crea la Carta Fundamental, y deben actuar dentro del marco jurídico político que fija la Constitución política, la que determina sus funciones y atribuciones, mismas que no pueden ser vulneradas por los órganos constituidos." (6)

Por lo que, es vano el debate de si la Asamblea Constituyente deba pasar por la aprobación del congreso, o que debiera estar regulada en la Constitución, ningún poder u órgano constituido (poder ejecutivo, legislativo o judicial) puede regularla, parametrarla o restringirla, cuestión que confirma el abogado internacionalista peruano Miguel Ángel Rodriguez Mackay que nos dice que:

“... una asamblea constituyente jamás debe ser vista con ojos de legalidad, es decir, es un error creer que si no está prevista en la Constitución o aunque fuera rechazada por una mayoría en el Congreso, convocarla es antijurídica, inconstitucional o anticonstitucional, … pues una Constitución normalmente no establece la manera en que es derogada, sino solamente reformada pues el sentido de sancionar una Carta Magna es para que perviva en el tiempo… puede ser convocada cuando así lo exprese una mayoría, siendo un error creer que dependa de un acuerdo de los partidos políticos o de la propia Constitución porque está por encima de ella” (7).

Entonces, es claro que la propia doctrina constitucional establece la naturaleza y conformación del Poder constituyente y su total autonomía de los poderes del Estado, así, las pretensiones de oposición a la Asamblea Constituyente tienen pues, nefastos intereses de clase, en favor  de los ricos y poderosos, siendo el señor Lucas Ghersi uno de sus representantes, propulsor de la recolección de firmas para un referéndum que busca prohibir la conformación de una asamblea constituyente, pese a que se presenta como constitucionalista, difunde argumentos falsos aplicando el miente miente que algo queda, de los nazis.

Señalando que “La Constitución actual de Perú dice claramente que para modificar la carta magna y convocar una Asamblea Constituyente, debe haber una votación en el Parlamento”.

Cuestión totalmente falsa, solo las reformas a la constitución pueden estar reguladas en la misma (sea total o parcial), sin embargo, una nueva Constitución solo corresponde al Poder Constituyente mediante Asamblea Constituyente, la reforma sí sigue el mecanismo de aprobación del congreso, la Asamblea Constituyente no, ni puede ser prohibida por aquel.

Luego, insistiendo en falsedades el señor Lucas Ghersi señala que “una Asamblea Constituyente implicaría darle poder absoluto al Poder Ejecutivo para la redacción de una nueva carta magna, la cual sería perniciosa para el desarrollo del país".

Cuestión totalmente falsa, pues la Asamblea Constituyente no le da, ni puede, darle poder al Ejecutivo, se lo otorga al pueblo, quien es su titular, quien asume un poder soberano para un nuevo ordenamiento jurídico, desde nuestra posición, dicho poder le debe permitir recuperar sus derechos fundamentales vulnerados en los últimos 30 años mediante la abolición del régimen económico neoliberal.

Dadas las circunstancias de crisis general de la sociedad, el pueblo debe luchar por su derecho a participar en el poder, en este caso, participar sin restricciones en un proceso eleccionario para la conformación de una Asamblea constituyente que redacte una nueva constitución con y para el pueblo.

Se suma a la grita ultraderechista contra una Nueva constitución el congresista Diego Bazán (Avanza País), señalando que

“…un cambio de Constitución… en estos momentos, la crisis económica que atraviesa el país no soportaría este tema… destruiría a la clase emprendedora que defiendo en el Congreso de la República”.

Sin embargo, la crisis general la ha provocado la misma gran burguesía peruana, el imperialismo y su neoliberalismo, son ellos quienes verdaderamente no soportarían el cambio de Constitución, ellos y sus jugosas ganancias que hasta el momento les da el fracasado modelo neoliberal, fracasado porque solo ha beneficiado a un puñadito de ricos y poderosos, ahí  está la razón por la que los llamados emprendedores se hunden y se seguirán hundiendo pues actualmente solo se beneficia al gran capital y capitales extranjeros, con una nueva constitución se debe fomentar la industrialización del país, desarrollarse la producción nacional que generaría trabajo para el pueblo.

Asimismo, tenemos a la Sra. Keiko Fujimori, hija de quien estableció y legalizó el neoliberalismo en nuestro país, señalando que "Seremos un firme muro de contención frente a la amenaza latente de una nueva Constitución comunista y de cambios estructurales en los cimientos de nuestro desarrollo. Haremos una defensa democrática responsable".

Claro que hubo un crecimiento económico neoliberal, que benefició solo a un puñado de grandes burgueses, por ello, cuando la Sra. Fujimori se refiere a defender los cimientos de “nuestro desarrollo” hace referencia al desarrollo de la clase de la gran burguesía, pues el pueblo peruano no recibió más que mendrugos de un crecimiento en base al arrasamiento sistemático de sus derechos; y en cuanto a “defensa democrática responsable” para el fujimorismo implica el ataque sistemático contra quienes divergen, con toda una campaña anticomunista y de terruqueo para denostar, sin fundamentar, su oposición a una nueva constitución.

No tiene argumentos para defender 30 años de explotación con una Constitución antipueblo y antinación, por ello propugnan la persecución política contra todos sus opositores, empezando por los marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo, prohibiendo la libertad de pensamiento, expresión y organización, extendiendo esta persecución a todo el pueblo.

Asimismo, la doctrina constitucional señala que “el poder constituyente es extraordinario ya que no opera regularmente como una potestad estatal, sino solamente en los momentos en que el ordenamiento constitucional entra en crisis y debe ser cambiado o sustituido” ( 8 ).

Señalamos,

  • ¿acaso no vivimos tiempos de grave crisis general?
  • ¿la redoblada explotación y la agravada represión no configura el fundamento para reclamar ese Poder constituyente del pueblo y recuperar los derechos perdidos?,

El llamado “momento constituyente” para la confirmación de una Asamblea Constituyente, al que se refieren diversos constitucionalistas, existe hoy, lo vivimos, y lo que se demanda es la mayor unidad y organización del pueblo, que confluyan en un solo torrente obreros, campesinos, jóvenes, mujeres, estudiantes, trabajadores, empresarios nacionales, todos los sectores que conforman el pueblo, en un gran Frente que sirva a la democratización de la sociedad peruana oponiéndose a la mayor reaccionarización del Estado peruano, que defiende con persecución, cárcel y muerte su sistema de explotación, atreviéndose a volar su propio Estado Derecho con leyes que vulneran sus propias normas.

Por ello, se hace muy necesario e importante desarrollar una confluencia por Nueva Constitución con el Pueblo y para el Pueblo a través de una Asamblea Constituyente, como voluntad y decisión del pueblo constituyente, por un nuevo régimen constitucional y por democratización de la sociedad peruana.

Por tanto, no existe un fundamento político ni legal para impedir, el clamor popular por una Nueva Constitución: ni firmas ni leyes podrán impedirlo.


______________________________________________

NOTAS:

(1) Nogueira Alcalá, Humberto. (2009). Consideraciones Sobre Poder Constituyente Y Reforma de la Constitución en La Teoría Y La Práctica Constitucional. Ius et Praxis, 15(1), 229-262.

(2) Nogueira Alcalá, Humberto. (2017). Poder constituyente, reforma de la Constitución y control jurisdiccional de constitucionalidad. Cuestiones constitucionales, (36), 327-349.

(3) Ídem.

(4) Venegas Maingón, Alejandro, & Hernández Muñoz, Verónica. (2019). Análisis de los Límites del Poder Constituyente. Derecho global. Estudios sobre derecho y justicia, 5(13), 41-63. Epub 28 de agosto de 2020.

(5) Nogueira Alcalá, Humberto. Op. cit., p. 231,232.

(6) Ídem.

(7) Miguel Ángel Rodriguez Mackay. Columna de Opinión. El poder constituyente siempre es superior. Diario Correo del 16/01/2022.

( 8 ) Nogueira Alcalá, Humberto. Op. cit., p.233.

 


 

Buscar

¡PRISIONERAS - OS! ¡LIBERTAD!

¡NO A LA PRISIÓN PREVENTIVA!

¡LIBERTAD A TODOS LOS DETENIDOS DEL OPERATIVO OLIMPO!

¡PENSAR DIFERENTE NO ES DELITO!

Desde el 2018 venimos denunciando el intento de encarcelar al MOVADEF y este 2 de diciembre la policía política del Estado peruano, lo ha ejecutado.

Se trata pues de la reacionarización de la sociedad peruana donde para mantener su explotación capitalista niegan derechos laborales, educativos, de salud y entre otros, la libertad de organizarse y luchar contra ese orden de cosas.


 

MOVADEF Facebook

¡NO A LOS ARRESTOS ARBITRARIOS!

¡MOVADEF AL 2021!

  • image
  • Por una Nueva Constitución
  • Por una Nueva Constitución
  • image
  • image
  • image
  • image
  • Por una Nueva Constitución
  • image
  • Por una Nueva Constitución
  • image
  • image
  • Por una Nueva Constitución
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image

Coronavirus en el pueblo peruano

 

Análisis Régimen Económico - Debate

Análisis del Régimen Económico

Frente al neoliberalismo explotador de nuestro pueblo y de nuestras riquezas, su implantación en nuestro país, la relación con la política imperialista.

Síntesis de nuestras propuestas:

  • Fijar una matriz energética que nos permita un mayor proceso de electrificación. Plantear como necesidad nacional la industrialización de minerales estratégicos, que sirva tanto a la industria y la agricultura.
  • Promover la industria nacional, priorizando la industria pesada y semipesada, estableciendo cadenas productivas a lo largo del país.
  • Llevar a cabo la tecnificación y promoción de la agricultura en todo el país.
  • A puertas del Bicentenario, resolver los problemas pendientes como nación, desarrollar la industrialización de todo el aparato productivo (especialmente sectores estratégicos) y que nos permita una mayor soberanía.

Ver el documento

Análisis Régimen Laboral - Debate

Análisis del Régimen Laboral

La política neoliberal aplicada en el Perú desde hace casi 30 años,

es el sustento ideológico, político y económico que ha llevado a todo el

proceso de negación de derechos laborales del pueblo.

  • Las Cartas constitucionales.
  • El régimen laboral en diferentes sectores.
  • Banderas de lucha. Nuestra propuesta.

 Ver el documento

Lineamientos Programáticos

CIDH-Denuncia al Estado peruano

Compartimos la demanda de la

Coordinadora Internacional de Solidaridad y por la Libertad de los Presos Políticos

presentada ante la

Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)

porque somos parte del colectivo al cual se persigue y vulnera los derechos fundamentales.

 

Ver el documento

Por Reconciliación Nacional